Reto 12. El guardián de los cielos

elde-retos-blog

Durante un segundo, tan solo había cerrado los ojos durante un segundo, y ahí estaba, en un mundo totalmente distinto. El cielo era de un azul claro, pero con motas moradas aquí y allá, como si un pintor hubiera sacudido el pincel sobre el lienzo; en este asomaban a la vez luna y sol, cerca el uno del otro; altos árboles de múltiples colores se alzaban, rozando nubes rosas con sus largas ramas y dejando caer trozos de estas sobre un suelo de baldosas hechas de ónix; flores de cristal, brillantes y de arcoíris, flotaban tan ligeras como una pluma; plantas de coloridas hojas cubrían las laderas del camino en el que se encontraba;  flores gigantes, de pétalos que recordaban al terciopelo, asomaban desde arbustos tan grandes como una persona… Un lugar vibrante y colorido se mostraba ante ella, un lugar extraño y agradable que le daba ganas de explorar. Un segundo, solo había cerrado los ojos un segundo, aburrida de la vida monótona que una señorita debía llevar, y se había despertado en un lugar nuevo y probablemente divertido. Sigue leyendo “Reto 12. El guardián de los cielos”

Reto 11. La desesperación de la hoja en blanco

elde-retos-blog

Erase una vez una hoja en blanco…

Toda su vida había estado vacía, en blanco, sin nada que mostrar al mundo. Era solo una hoja guardada en un rincón, que de vez en cuando sacaban y observaban.  Había visto acercarse a la pluma más de una vez, casi había notado su tinta, pero nunca llegaba el momento. En blanco, se quedaba tal como había empezado.

Suspiró. Sigue leyendo “Reto 11. La desesperación de la hoja en blanco”

Reto 10. Lipodistrofia obsesiva

elde-retos-blog

Observó su reflejo, su rostro en forma de corazón con las mejillas hundidas. Observó su cuerpo, su abdomen prominente y sus delgadas extremidades, amenazantes de romper en cualquier momento. Contempló su reflejo completo, su aspecto al desnudo, su extrema delgadez y aquel pequeño monte que se formaba frente a ella. Toco sus codos, sus mejillas y su vientre, llevó las manos a sus rodillas y exhaló un suspiro.

Sigue leyendo “Reto 10. Lipodistrofia obsesiva”

Reto 6. Angustiosa esperanza

elde-retos-blog

Sentía el cosquilleo del agua y los peces contra su pie, mientras la brisa traía consigo el aroma del mar y mecía su melena anaranjada. Sus ojos, grandes y grisáceos, oteaban el horizonte, esperanzados y llenos de alegría. Sus doradas mejillas estaban enrojecidas y de entre sus labios asomaban sus pequeños y, ligeramente, torcidos dientes. Sigue leyendo “Reto 6. Angustiosa esperanza”

Reto 3. Dulces pesadillas

elde-retos-blog

La noche cubría con su oscura manta la ciudad de Townsville, con las brillantes estrellas acompañando a la luna. El viento mece las ramas de los árboles, silbando entre ellas de manera relajante. Pero no todo el mundo dormía tranquilo, dejándose llevar por las nanas del viento.

La noche cubría con su oscura manta la ciudad de Townsville, con las brillantes estrellas acompañando a la luna. El viento mece las ramas de los árboles, silbando entre ellas de manera relajante. Pero no todo el mundo dormía tranquilo, dejándose llevar por las nanas del viento.

En la casa Utonium alguien se mantenía despierto, alguien gimoteaba bajo las mantas mientras abrazaba con fuerza unos cuantos peluches. Sigue leyendo “Reto 3. Dulces pesadillas”

Reto 4. El peligro no es bueno

elde-retos-blog

Escribe una historia en la que salves la situación con un mayúsculo deus ex machina.

El sol brilla con intensidad, provocando un calor abrasador del que solo logran escapar algunos privilegiados que dan con las pocas sombras que hay.  Las clases han alcanzado su final y los alumnos abandonan el instituto, ansiosos de llegar a casa y encender el aire acondicionado. Ivy se abanica con sus larga coleta negra, con la lengua medio fuera Sigue leyendo “Reto 4. El peligro no es bueno”

Reto 2. Jazz y bourbon

elde-retos-blog

El bar estaba vacío. Solo estaban ellas, dos copas de bourbon, casi sin tocar, y el sonido del jazz, un suave murmullo al son del cual habían bailado minutos antes. Aun notaba el cosquilleo en los músculos y el sudor cubría la piel de ambas. La energía y la pasión que les había movido, bajo el influjo de esa música que su acompañante tanto amaba, permanecían en el ambiente, las envolvía y daba rienda suelta a sus emociones.

Sigue leyendo “Reto 2. Jazz y bourbon”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: