Blog·Hablemos de personajes

The Lion’s Song: analizando SILENCE

20180108103419_1.jpg

Antes de que acabara el año me hice con un juego, The Lion’s Song —del cual podéis encontrar un artículo en TodasGamer—, y me quedé totalmente fascinada con su historia  y sus personajes.

Este es el primero de cuatro artículos sobre The Lion’s Song, cada uno enfocado en un capítulo. No va a ser una reseña ni para dar impresiones vagas, voy a adentrarme en su historia y personajes para hablaros abiertamente de ellos. Si no queréis spoilers recomiendo que lo juguéis primero —y sí, lo recomiendo, mucho—.

SILENCE

El capítulo comienza en la estación de trenes Melk. Un chico se despide de sus padres antes de subirse al tren. Este chico no es el protagonista de Silence, pero sí quien nos introduce en la historia.

«Wilma también se fue en este tren»

Nos ponemos en la piel de Wilma, una violinista y compositora de gran talento. Está en un conservatorio y tiene una relación con su profesor y descubridor, Arthur —que asco le tengo a este tío—. La historia de Wilma comienza en Viena, pero pronto nos iremos a los Alpes, pues Arthur quiere que Wilma encuentre la inspiración. Es que veréis, Wilma sufre algo que a nadie que trabaje en un campo creativo le resultará indiferente, está bloqueada y muerta de miedo. La presión a la que se ve sometida, tanto interna como externa —una buena razón para tenerle asco a Arthur—,  le está impidiendo crear la nueva melodía que su amado profesor quiere que toque entre otros grandes músicos.

20171225144807_1.jpg

¿Os lo imagináis? eres bueno en un campo creativo y llamas la atención. Siempre has querido triunfar, vivir de lo que te apasiona, pero de pronto te vez con todas las miradas puestas en ti, expectativas por todos lados. Es horrible, ¿verdad? Pues así está Wilma.

La violinista tiene una fuerte conexión con su instrumento. Es un objeto muy apreciado por ella y siempre consigue relajarla.

Acompañamos a Wilma a los Alpes y en su proceso creativo. No solo vivimos su proceso creativo, ¡LO SUFRIMOS!. Está sola, aislada y encerrada. Resulta que su estancia en la cabaña de su profesor ha coincidido con una tormenta, por lo que no podrá salir en el tiempo que esté ahí. Cualquier cosa es razón suficiente para aumentar su bloqueo, pero sobre todo que Arthur, aún sin estar, sigue presionando.

Tiene miedo a defraudar a todo el mundo, sobre todo a Arthur, pero es incapaz de superar los ataques de pánico y ponerse a trabajar. Se siente atrapada en esa cabaña.

20171225150942_1.jpg

Ya en su primer día recibimos la llamada de Leos, un hombre atento y agradable que está probando por primera vez el teléfono. Es un posadero orgulloso de sus labóndigas y que echa de menos a su sobrina. Wilma, en un ataque de pánico que hasta le ha cerrado el estómago, parece calmarse tras la primera conversación y logra comer. Ese día procrastinamos. Sí, Wilma procrastina. ¿No es asombroso que hasta eso esté plasmado?

Wilma es atacada por su ansiedad hasta en sueños. Pesadillas que le causan dolor y que le angustian. Tiene dudas sobre su relación con Arthur, sobre que son, pero la verdadera angustia llega cuando se trata el tema del concierto que tiene que dar.

Vuelve a hablar con Leos, el cual le cuenta sobre su sobrina y como tuvieron que separarse. Está usando el teléfono porque quiere hablar con ella, pero no se atreve a llamarle. Durante esta conversación, Wilma por fin consigue inspiración. Hablar de su trabajo le ayuda. Se nota que realmente le apasiona.20180108100816_1.jpg

Pero la inspiración es esa presa esquiva. Tan pronto crees que la has alcanzado, se escapa. Wilma vuelve a entrar en pánico. Pronto tiene otra pesadilla, una pesadilla en la que está atrapada y en peligro. Sueña con ella misma, pero sin saberlo. ¿Wilma tiene que conocerse más? ¿Qué encontrarse a si misma y a su camino?

Wilma coomete un error que probablemente todos los creativos cometemos en algún momento. Cree que le debe su trabajo a otros, que debe hacer las cosas porque otros las quieren.

Tras rebuscar entre las cosas  de la cabaña y eliminar distracciones, una vez Wilma avanza en su trabajo —que tú decides hasta cuando, pues puedes dejarla dormir o mantenerla despierta—se queda dormida. En sueños recibe una llamada telefónica, pero no es Leos, es alguien que le recrimina que siempre piense en lo que quieren los demás y no luche por lo que ella misma quiere. Tienes la opción de elegir por lo que debe luchar.

«Estar con Arthur»

«Quiero triunfar»

«Quiero irme con mis padres»

Aunque es cierto que tiene un gran conflicto con el tema de Arthur, yo creo que lo que de verdad quiere es triunfar y esa es la opción que elijo. ¿Por qué? Fácil. Puede que el dilema de Arthur asome en bastantes ocasiones, pero siempre está acompañado de su miedo a fracasar. La relación con Arthur, las dudas, son solo una traba más, un clavo más en el ataud que le impide vivir como ella quiere. Es solo otra parte más de su vida que no controla, pues depende de lo que él quiere. Sin embargo, la música le hace feliz. Cada vez que encuentra la melodía se le ve relajada y contenta, satisfecha. Es la música lo que de verdad desea. Y componer es lo que mejor se le da, así que, a ello.

Se anima a si misma a trabajar por si misma, por nadie más. Un consejo que toda persona dedicada a la creatividad debería escuchar, no debemos depender de los gustos, deseos y exigencias ajenos.

Y la ansiedad regresa con más fuerza. No es raro. Parece que cuando más fuerza tienes, cuando por fin estás consiguiendo tus armas, la ansiedad quiera evitarlo y aumenta la suya. Es una guerra y no va a dejar que salgas bien parade. Wilma ha de luchar y decidir si eliminar esos ruidos que la bloquean, pero teme que si lo hace también se vaya la música. ¿Qué hariais vosotres?, aunque en la vida real me habría costado más tomar esta decisión —y aún así la tomaría— , en seguida me decidí por silenciarlos. El miedo siempre va a compañarnos, es así, pero no debemos escucharle.

Wilma consigue acabar la melodía y le pone título «La canción del león». Ahí tenemos el título del juego, esta canción tiene mucha importancia.

Finalizamos el capítulo en el concierto. La melodía es preciosa y emotiva, cautivadora. Vemos a Wilma brillar mientras la toca, le vemos disfrutar pese a toda la atención que está recibiendo,  y triunfa. Porque luchar, dejar de escuchar el miedo, es lo mejor.

La historia de Wilma es la de la ansiedad y el miedo, la de los bloqueos creativos y la presión. Nos muestran a  una persona que pasa por algo muy duro, que no es que lo supere, lo afronta. Vemos las fases de su desesperación y lo duro que es su trabajo.

Este capítulo nos motiva a luchar por aquello que nos apasiona, por nosotres mismes, y eso me hizo querer adentrarme más en la historia, pero sobre todo me hizo querer mucho a Wilma.

 

Próximo capítulo, ANTHOLOGY

Espero que hayáis disfrutado. ¿Habéis jugado? ¿Qué pensáis vosotres del primer capítulo? ¿Qué os transmite Wilma?

20180108103511_1.jpg

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s