Reseñas·Reseñas libros

S.E.C.R.E.T. El consentimiento es lo más erótico.

IMG_20170429_112014_621

Autora: L. Marie Adeline

Género: Erótica

Páginas: 258 páginas en papel

Cassie Robichaud es una joven viuda que es introducida en la sociedad S.E.C.R.E.T, que permite a las mujeres explorar sus fantasías y disfrutar al máximo su sexualidad. Gracias a esta asociación vemos a Cassie llevar a cabo un viaje de autodescubrimiento y aprendizaje, buscando su propia liberación y satisfacción.

 

S.E.C.R.E.T es un libro que llevaba tiempo en mi estantería de pendientes y tenía ganas de leer. La erótica es un género en el que no suelo aventurarme, porque, aunque me interesa bastante –sobre todo para aprender a escribirlo –, siempre me asusta lo que pueda encontrarme en una de estas historias. Pero S.E.C.R.E.T  ha sido una lectura de lo más agradable, con sus más y sus menos, e incluso diría que tiene un toque feminista que me gusta.

Trama:

La historia nos presenta a Cassie Robichaud, una mujer que ha pasado por un largo y duro matrimonio, sufriendo malos tratos y desprecios por parte de su marido. La vida de Cassie ha sido dura, siempre sabiendo lo que todo el mundo quiere y dándoselo, pero nunca siendo capaz de ver sus propios deseos y necesidades. Se ha entregado a todo el mundo, sin tener ninguna otra opción y no encontrando satisfacción en casi nada de lo que hacía, e incluso cuando sí ocurría se lo quitaban.

La historia va sobre ella y su unión a S.E.C.R.E.T, una sociedad que le hará descubrirse a sí misma y encontrar una forma de disfrutar de la vida.

S.E.C.R.E.T es una sociedad para mujeres que no encuentran satisfacción en el sexo, mujeres que incluso temen el sexo –cosa que sucede a Cassie, que ni tan siquiera es capaz de mencionar el acto o sus partes íntimas –, un lugar seguro en el que las mujeres se ayudan, junto con algunos hombres y otras mujeres preparados para ello, a encontrar la satisfacción y el deseo, a descubrir que es lo que gusta a cada  una y a disfrutarlo sin miedo, sin prejuicios, pero siempre con seguridad. Una parte que me resultó muy interesante sobre S.E.C.R.E.T son sus orígenes en el feminismo y la creatividad de una mujer que tuvo que huir de su propio país en los años 70 –no doy más detalles, que esto ya es demasiado –, el hecho de que es a partir de los 30 –y por ello la gran variedad de edades, no desmereciendo a ninguna mujer por ser mayor –y la variedad de razas que hay entre estas mujeres. Y sin duda me ha fascinado la sororidad que se crea entre ellas, lo comprensivas que son entre sí y como se apoyan.

La historia se va desarrollando con calma, mostrando cada detalle a su debido momento y manteniendo cierto misterio en torno a la asociación –que espero que se sigan resolviendo en los dos libros que componen la trilogía –, o incluso desvelando cosas sobre la vida de Cassie, sobre su forma de ser lentamente, variando en su evolución y no haciendo que sus miedos desaparezcan de la noche a la mañana.

No, la historia no es perfecta. Hay dos capítulos –el nueve y el diez –que me dejaron bastante fría y que casi me quitan las ganas de continuar la lectura. La historia se volvió mucho más plana, más centrada en el romance y los celos, volviendo a Cassie un pelele sin voluntad, una espectadora con la que podían hacer lo que quisieran. Por suerte esto fue solo una parte de la historia y pronto volvió a encaminarse al buen desarrollo, mostrándonos a la Cassie que iba luchando contra sus miedos poco a poco.

A lo largo de la historia van colándonos ciertos mensajes –todos, o casi todos, viniendo de boca de Matilda, una mujer de unos sesenta años que introduce a Cassie en la asociación –sobre nuestra independencia y el aprecio que debemos tenernos a nosotras mismas. Como debemos anteponer el conocernos y disfrutar a la idea de tener una relación con el primer hombre que conectemos, por ejemplo, o que una mujer es mucho más que su profesión o su maternidad. Matilda es una guía estupenda para Cassie y también para la lectora, pero, como todo, tiene sus fallos, y hay un momento en el que mete la pata al asociar  relación sexual completa a penetración, al menos la relación sexual cishet.

S.E.C.R.E.T nos plantea el sexo como algo sano y agradable, todo el tiempo ligado al consentimiento y dejando claro que si nuestra pareja quiere imponerse a nuestras necesidades, sin importarle si estamos dispuestas a hacer lo que nos pide o no, esa relación sexual no es válida. El consentimiento se muestra en cada escena, y con este la atención a las necesidades de la pareja sexual. Cassie va liberándose poco a poco de sus ataduras, volviéndose más segura, y atreviéndose a más, incluso a relacionarse. Aprende a dar solo aquello que esté dispuesta, disfrutando también de esa parte del sexo, y a pedir aquello que quiere. Aprende a ver sus propias necesidades y deseos, a buscarlos sin miedo.

El libro no termina con una Cassie totalmente liberada, ni tampoco curada de su evidente depresión, pero sí mucho más segura y capaz. Surgen problemas, incluso al final… Pero eso dejaré que lo descubráis vosotros, yo estoy deseando hacerme con los otros dos y ver como continúa.

Personajes:

La historia se centra sobre todo en Cassie, dado que va de su evolución y de cómo suelta las cadenas que en su vida le han cargado, por lo que los personajes secundarios quedan algo más relegados. Sin embargo no dejan de ser personajes interesantes.

Una gran variedad de hombres y mujeres, sobre todo mujeres, de todas las edades, razas y personalidades. Unos más humanos que otros, como es el caso de Jesse, que con su imperfección logró una escena mucho más excitante; otros más enigmáticos y carismáticos, como es el caso de Matilda, que te atrae desde la primera línea y te dan ganas de conocer más su historia;  tenemos personajes tóxicos como Will, Pierre o Tracina, o incluso el difunto marido de Cassie, que vemos en sus recuerdos…

Incluso tenemos una leve representación LGBT, acompañada de una crítica al machismo heterosexual. Nos muestra como los hombres heterosexuales son incapaces de entender que una mujer se ponga sexy sin ser para ellos, siendo así como asocian un aspecto más masculino y menos atrayente a las lesbianas, y sorprendiéndoles cuando una chica que cuida su aspecto y le gusta mostrarse más sensual sea homosexual.

La variedad es tan amplia que aquellos que a mí me han caído en gracia, es posible a vosotros no, porque cada uno conectamos con las personas de una forma distinta, o puede que no os sea suficiente con este libro por no verse lo suficiente. Insisto, en este caso lo veo lógico. La historia requería que viéramos a Cassie y al mostrar más de la cuenta a otros la eclipsarían, no lograríamos ver lo suficiente de su desarrollo y sentimientos.

A mi parecer es una historia bastante completa, con sus pequeños fallos y con detalles que querría ver más desarrollados en los otros dos libros. Hay alguna cosa que me ha confundido, que no sabría decir si es un fallo de la historia o de la propia Cassie, y que prefiero juzgar una vez avance en la saga.

Os recomiendo su lectura, aquí tenéis un enlace a Amazon.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s