cuentos·Obra·Retos LiterUp 2017

Reto 11. La desesperación de la hoja en blanco

elde-retos-blog

Erase una vez una hoja en blanco…

Toda su vida había estado vacía, en blanco, sin nada que mostrar al mundo. Era solo una hoja guardada en un rincón, que de vez en cuando sacaban y observaban.  Había visto acercarse a la pluma más de una vez, casi había notado su tinta, pero nunca llegaba el momento. En blanco, se quedaba tal como había empezado.

Suspiró.

— ¿Qué te pasa, amiga mía? —preguntó la pluma, acostada a su lado, mientras el escritor descansaba unos minutos —. Hoy podría ser tu día. Puede que esta vez tengas algo que mostrar al mundo.

—No lo creo… Volverá a encerrarme y se pondrá en el ordenador. Esa carta nunca será enviada, te lo digo yo.

La pluma contemplo con lástima a su amiga. Ella a menudo era usada por su dueño, fuera para tomar notas o para garabatear alguna cosa, o incluso para escribir lo que en el futuro serían historias. Le era muy difícil entender el dolor de la hoja, por más que tratase de ponerse en su lugar y que supiera que le dolería algo así, pues nunca había tenido tanta desesperanza y soledad.

—Ánimo —susurró —, que ahí viene y parece inspirado.

La hoja volvió a suspirar.

El escritor tomó asiento y cogió la pluma entre sus dedos. Con la otra mano acarició la hoja, pensativo. La hoja cada vez estaba más insegura, no se creía que fuera a escribir, esas dudas que siempre le entraban le harían dejar la idea de la carta a un lado, por enésima vez.

—Maldita sea, escribe —se dijo el escritor a sí mismo —. No es tan difícil y él se merece esa carta…

Y tras este respirar hondo, la pluma del escritor por fin tocó la hoja. Palabras de amor surgieron de la pluma e impregnaron el papel, le llenaron de una emoción radiante e intensa, tan intensa como las bonitas palabras que iban dedicadas al novio del escritor, que hacía tiempo que estaba lejos y al que tanto echaba de menos.

—Solo necesitaba reunir valor —dijo la pluma, antes de que la hoja fuera metida en el sobre —. Te echaré de menos, amiga mía.

—Y yo a ti, pero por fin haré algo más que estar guardada —contestó la hoja —. Voy a ver mundo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s