Reseñas·Reseñas películas

Wolf Children reseña

wolf-children-poster_asiatico

Hana, estudiante universitaria, se encuentra con un joven misterioso en su clase. Pronto se enamoran, y él decide revelarle su mayor secreto: es un hombre lobo, último descendiente de los lobos exterminados en Japón. Sin dejarse intimidar por este hecho, Hana lo invita a vivir con ella. Pronto queda embarazada de una niña a la que llaman Yuki (nieve) y al año siguiente un niño llamado Ame (lluvia).

Llevan una vida feliz y completa hasta que el padre de sus hijos repentinamente muere en un río. Hana tiene que criar sola a sus hijos y afrontar todos los desafíos que le darán dos pequeños niños lobo, ayudarlos a encontrarse a sí mismos y hallar su lugar en el mundo.

No ha sido una película que me ha apasionado, pero sí que me pareció bonita y emotiva. El comienzo es demasiado lento y pausado, ritmo que tiene durante toda la historia, y nos muestra como centro el amor, un amor que surge la primera vez que Hana y Ookami se ven.

También es en el principio cuando Hana nos da una enseñanza que no acaba de parecerme favorable. Sonreír aunque no quieras… Considero que es una forma de decir que a nadie le importan tus problemas. Vale, sí, realmente está intentando ser optimista, pero como bien le dirán más adelante, las cosas no se arreglan sonriendo. Si estás triste necesitas llorar, si te enfadas querrás mostrarlo…  Guardarte emociones, solo porque son negativas, es un error y muy dañino.

La historia nos muestra, en algunas escenas, su relación y como ella descubre que es un hombre lobo, como todo les lleva a tener a unos cachorros y como ella tendrá que manejarse con ellos. Creo que esto hubiera estado mejor desarrollarlo, o mostrarnos, en vez de la historia de amor tanto rato, el pasado de Ookami.

Lo interesante, en mi opinión, comienza cuando están los niños, pero sobre todo cuando estos empiezan a crecer y dar rienda suelta a su naturaleza. Es donde surgen los problemas para ambos y para su madre. Visto lo visto, quizá podrían haber empezado ya con los niños y que poco a poco se viera el pasado… Pero no es mi historia.

Durante la historia de los niños vamos viéndoles crecer y madurar, teniendo toda clase de problemas.  Vemos como cambian hacia su naturaleza, para bien o para mal. Vemos como Yuki, queriendo amigas,  al verse rara –por gustarle cosas propias de su naturaleza-, intenta adaptarse a unos roles de género. No, no es algo positivo, pero sí real. Yuki veía que alejaba a la gente, que no encajaba, y para evitar la soledad empezó a cambiar, a adaptarse. Mientras tanto su hermano sufrió acoso, pero la soledad no le importa, al contrario, su destino no está ahí.

La película me ha parecido bastante parada, me ha costado disfrutarla, pero tiene una ternura que hace que quieras ver el final, porque te llega al corazón.

Y pasamos al test Bedchel:

¿Sale más por lo menos dos personajes femeninos con nombre propio? Sí, tenemos a Hana y a Yuki.

¿Dichos personajes mantienen una conversación? Sí, a menudo.

¿Dicha conversación trata de algo más que no sea un hombre?  Sí, hablan de cosas de Yuki, sobre todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s