Overwatch y la representación LGBT

Ha saltado la liebre con un videojuego (o más bien con el cómic que de este sale), Overwatch. Probablemente todos hayáis visto ya el revuelo que se ha montado en Twitter, y probablemente por todo internet, debido a un capítulo del cómic en el que hacen que la llamada “mascota” del juego, el personaje que sale en la portada, Tracer (corregidme si me equivoco con el nombre) se bese con su pareja, otra mujer. ¿Menudo problemón, eh? La gente no podrá dormir con la cantidad de escenas explicitas que un BESO representa…

tracer-overwatch-lgtb

La LGBTfobia, porque decir homofobia se queda corto ya que la chica podría ser bisexual (o su pareja), que sale cada vez que se da representación al colectivo, es asquerosa. No solo se han molestado en despreciar la escena y a los creadores de la historia, porque, citando a los simpson: ¿Es que nadie piensa en los niños?, y tonterías varias, si no que además se ha dejado caer la rabia contra los escritores en general.

Usuarios de Twitter claman al cielo por que los escritores se sacan de la manga las sexualidades de sus personajes, porque este usuario considera que es preferible que lo dejen claro desde el principio. ¿Qué demonios es eso de ir desarrollando la historia poco a poco? ¿Qué es eso de que los personajes evolucionen o de pronto se descubran cosas sobre ellos? No, no. Es mejor darlo todo mascado y fácil. Toda la información del personaje en el principio de la historia, tanto su pasado y su presente como su futuro, no vaya a ser que algo cambie.

Y, claro, no nos engañemos. Esta clase de gente lo que quiere es que todos los personajes sean como los privilegiados o mujeres sexualizadas, lo de la diversidad lo dejamos para otro día. No, no es por los niños ni porque el escritor haya hecho un mal trabajo, es porque tenéis una serie de prejuicios que deberíais ir arreglando.

A la hora de escribir hay distintos tipos de escritor: tenemos los de brújula (que van dejando que la historia tome su rumbo), los de mapa (que anotan cada detalle antes de escribir) y los que  se quedan entre ambos métodos. Esto nos lleva a que muchos escritores saben todo de sus personajes antes de que puedan mostrarlo (porque las historias hay que ir desarrollándolas y no meter datos a presión), no se sacan nada de la manga, e incluso estos, los de mapa, pueden tener un desvío en sus planes. La historia va creciendo, los personajes van evolucionando, van tomando conciencia… Y de pronto ese mundo que has creado se te rebela, surge un detalle que tuvo no habías planeado, y tienes que volver a tus notas, hacer variaciones en tu mapa.

Las historias son así, surgen sorpresas, no solo para los lectores, a veces también para el escritor. Los personajes van forjando relaciones y se van descubriendo a si mismos, como hacemos nosotros en la vida real. Y esto es genial, es maravilloso cuando las historias evolucionan, cuando te muestran cada vez más y, sobre todo, cuando hay diversidad, representación para toda clase de personas. Mucha gente se descubriría a si mismo con más facilidad de tener a alguien con quien identificarse, a quien tomar de referente, y mucha gente empezaría a normalizar las orientaciones sexuales, las identidades de género, las diferentes razas y todo aquello que no sea normativo.

Dejaremos de montar fiestas por estas situaciones cuando los retrógrados dejen de armar bronca, cuando se deje de tomar todo lo no normativo como el demonio, cuando tengamos todos la representación que merecemos (y necesitamos).

Y dejad de decirles a los escritores como llevar sus historias. Son sus personajes, sus mundos, mientras no creen más opresiones, mientras no las apoyen, pueden hacer lo que quieran. ¿Y los fans? Las teorías, los universos paralelos, las parejas que no son canon… Todo eso es parte de la vida del creador de historias, es su interacción con sus seguidores y lo disfrutan.

Es que sois muy pesados… Siempre que sale algo no normativo la armáis. Recuerdo haber leído que Wonderwoman no podía ser LESBIANA porque se había liado con Superman y Batman, LESBIANA  cuando lo que se había dicho sobre su sexualidad era que es bisexual, y claro, que esto se hacía para vender más. ¿Qué se va a vender más con estas cosas? ¿No os dais cuenta de cuanto os quejáis y atacáis? Con la sociedad LGBTfoba que tenemos, nada que tenga que ver con el colectivo (hecho bien, no como La vie d’Adèle ) es para vender más.

Asumidlo, los que estáis mal sois aquellos que criticáis la representación. Y no, no me vengais con cosas como “Yo no soy homofobo, pero…” o “La sexualidad de los personajes me da igual, me parece absurdo mostrarla” , porque sois LGBTfobos. Sí es necesario mostrar la orientación, es necesario poner la identidad de género, porque es necesario dar representación a quien no la tiene. Porque cuando es CisHetero no hay problema en decirlo, porque solo los CisHet (blancos y varones, por supuesto) pueden ser representados libremente, y ser protagonistas siempre.

PD/Nunca he jugado a Overwatch ni he leído el cómic, pero me ha entrado curiosidad y probablemente me ponga con el cómic pronto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: