Consejos escritura·Para escritores

Empatiza con el personaje

57a82d7c-9791-42f2-8ebe-9912b26d89a6
Editada por Michyo

La creación de personajes puede suponer un problema, una complicación, si no somos capaces de profundizar en ellos. A veces nos bloqueamos y no se nos ocurre su historia, o no tenemos claro como reacciona/ se siente frente a una situación.

Ayer, al estar ayudando a una Michyo  con unos personajes para un proyecto que tenemos en común (Occultum), rememorando cosas que he ido leyendo y planteándome algún que otro detalle, le comenté el truco que os voy a dar a vosotros.

El primer paso es decidir. Elige el personaje con el que quieres trabajar, en el que quieres profundizar, y busca algo de él. Elige un sentimiento, un pensamiento o una situación que tengan que ver con él; incluso puede ser una parte de su personalidad que quieras saber como se desarrolló.

Meterse en la piel de nuestro personaje. No le des muchas vueltas, no trates de pensar en como se sentirá, SIÉNTELO. Deja que el personaje tome el control, ya no eres tú, eres él. 

Boli y papel. Es hora de que el personaje trabaje. RECUERDA, no eres tú el que escribe, es tu personaje.Hay que escribir una carta, como si el personaje hablase con otro, como si contase algo (incluso puede ser una página de su diario), como si necesitase desahogarse… Él deberá hablarte a través del texto. ADVERTENCIA: Este truco no funcionará si te censuras. Da igual que la narración no te cuadre, que repitas palabras o que no te suene del todo bien. Se trata de conocer al personaje, de saber como es y como se expresa. Luego ya lo perfilarás.

Reflexionar. Ahora toca leer lo que te ha contado, no te olvides de volver a ser tú. Lee el texto y ve anotando todo lo que te haga pensar, lo que vayas comprendiendo del personaje.

REPETICIÓN DEL PASO ANTERIOR. Pues eso, vuelve a leerlo varias veces y reflexiona. Puede que las primeras cinco veces se te pase algo por alto, o que lo veas de forma distinta a la décima.

Ejemplo: 

Pongamos que tenemos al secretario de la directora de un periódico. Su jefa tiene un interés desmedido en él, pero él, además de no querer echar por tierra su trabajo, es gay.

Sra. Gates:

Es usted una mujer inteligente y admirable, y no tengo duda de que su belleza atrae a gran cantidad de hombres, pero no es mi caso. Para mi es usted tan atrayente como la maceta donde tiene sus amadas petunias de plástico (y a decir verdad igual de artificial que dichas flores) . No quiero que se ofenda, pero sus intento de coqueteo son incómodos para mi y hacen que me plantee seriamente dejar el trabajo… Pero no puedo, me gusta trabajar en este periódico, y tal vez algún día pueda trabajar con periodistas más directamente…

Aunque no puedo decir esto abiertamente, esta carta nunca le llegará, solo podría interesarme si fuera hombre y… Si fuera él. Si tuviera su magnética mirada, su encantadora sonrisa y … Esa forma de preocuparme siempre en esceso, pero que compensa con su afecto y sus atenciones, con su paciencia al esperar a que yo salga del armario…

Cuanto me gustaría poder parar sus coqueteos, poder decirle que no me interesa sin ofenderla, pero temo perder mi trabajo.

Dagur Steinsson

Para mi esto ha servido incluso para crear al personaje, dado que no he elegido uno de los que ya estaban hechos y tuve que dejarlo fluir por completo, por lo que tal vez os sirva también si apuntais un par de ideas y dejais que el personaje nazca solo. A raiz del personaje tal vez se os ocurra una historia.

Anuncios

Un comentario sobre “Empatiza con el personaje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s